¿Qué leen los escritores? Ricardo Coler

No hay comentarios.

La biblioteca ideal de la que siempre hablamos es la biblioteca de pared, el mueble, la que es imposible transportar. Mi biblioteca ideal es el libro electrónico, mucho menos exigente a la hora de reclamar espacio y de hacerme elegir. Es una biblioteca fea pero amable.
Igual no soy amante del papel, ni idealizo la encuadernación, ni me deleito mirando el lomo de  un libro. Me interesa el contenido y me incomoda no tener dónde poner libros nuevos. El libro electrónico me permite hacer algo que me gusta: leer varios al mismo tiempo. Cuando me canso de uno paso al otro. Puedo hacerlo sin tener que consultar a un ortopedista para que me alivie el dolor de espalda por llevar en una mochila cinco o seis kilos de libros.

De todas maneras, estos son los libros a los que vuelvo cada tanto y que de alguna forma hoy, solo por hoy, influyen en mi manera de ver:
Posiciones femeninas del ser de Eric Laurent. Es una maravilla, nadie como Laurent en tan pocas páginas da cuenta de ese título. Es complicado pero se puede leer con ayuda, alguien que entienda y permita descifrarlo.
El ser y el acontecimiento de Alain Badiou. Entiendo que Badiou  es el filósofo contemporáneo que a la manera de los clásicos, cambió la manera de pensar. Su filosofía se mueve en cuatro ámbitos, el amor, la política, el arte y la ciencia.
Como ser buenos de Hornby. Una novela sencilla con una idea diferente y muy potente. Es genial lo que hace con la bondad, uno de los ideales más turbios de nuestra época.
Ficciones de Borges, no hace falta dar demasiadas explicaciones.
Treinta treinta. Me gusta la manera de narrar de Dalmiro Saenz, me gustó siempre.
La señorita Porcel de Esther Cross. Es una novela corta que narra el asesinato de una mujer insoportable a manos de  otra mujer insoportable. La trama es atrapante pero además nos permite asomarnos a un mundo reservado para pocos. 

Hoy terminé Los años que vive un gato de Violeta Gorodischer. Es una novela buenísima. De lo mejor. Es emocionante, está bien escrita, se lee de un tirón. Por suerte no es puro sentimiento, hay que ser una escritora como Violeta para poder escribirla.
Voy por la mitad del Peronismo II  de Feinmann. Un autor que propone lo siguiente: si querés que te cuente qué pienso me tenés que aguantar como soy. Si no te gusta escribí vos el libro. 
De Los divinos detalles de Jacques Alain Miller, me falta un  capítulo.
Por último los cuentos de Goyen, un escritor americano olvidado y hoy por suerte de nuevo entre nosostros.

Hay algunos libros que recuerdo como importantes  y que prefiero no volver a leer para no perder esa ilusión. Me quedo con esa sensación que me ayuda más que si los releo y dejan de parecerme tan geniales. 
Patagonia de Chatwin es un buen libro. Justo ahora tengo conmigo Movimiento perpetuo, me encanta la escena en la que Monterroso cuenta como su personaje que se acaba de divorciar y está lo más contento,   después  de tomar algo con unos amigos vuelve a su casa y se emociona de manera desproporcionada leyendo Los Hermanos Karamazov.

Todos los libros tienen un período de placer y otro de sufrimiento.  Un momento de creación espontanea y otro de disciplina. Eterna juventud fue un libro que escribí conmovido.

El último libro que me compre fue Ford County de Grisham. Para leerlo no hay que tener prejuicios, el autor es un escritor de best sellers, de libros super exitosos pero malísimos que logra en algunos de estos cuentos un nivel excelente. Para mi que se equivocó.

Ricardo Coler nació en Buenos Aires en 1956. Es médico, fotógrafo y periodista. Sus notas, fotografías y ensayos sobre sus experiencias con sociedades matriarcales, poliándricas y poligámicas han sido publicadas en diversos medios argentinos y del exterior. Es fundador y director de la revista cultural La mujer de mi vida. Publicó El reino de las mujeres (2005) con gran éxito de ventas, Ser una diosa (2006), Eterna Juventud (2008) y Felicidad Obligatoria (2010). Sus libros han sido editados en Uruguay, Chile, Brasil, Perú, Estado Unido, México, Portugal, España, Alemania, Austria, Suiza y Turquía. En Alemania, El reino de las mujeres figuró varias semanas en la lista de bestsellers.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario